Project Description

Consultoría Transformación

Realizamos una revisión de los aspectos estratégicos y operativos para identificar
los factores que permitan la transformación que la compañía necesita.

Definimos Objetivos

Fijamos una estrategia

Identificamos una estrategia

Medimos resultados

    Cualquier negocio necesita una organización de alto rendimiento si quiere tener buenos resultados. Una reorganización con éxito comienza por un diagnóstico exhaustivo basado en datos y hechos, que ayude a los directivos a traducir elevados volúmenes de información en datos que permitan establecer un punto de partida para el cambio organizativo.

    Sin embargo, los grandes cambios en diferentes áreas como la organización, la cultura o las operaciones no resultan nada sencillos. La resistencia al cambio natural del ser humano, sumado a la incertidumbre y el desconocimiento que se suelen dar en estas situaciones suponen un elevado coste en eficiencia a las compañías. Por eso es tan importante desarrollar una buena estrategia de gestión del cambio, que minimice el impacto en la organización, acelere la integración del cambio y facilite la transición a las personas.

    ¿Cómo ayudamos a nuestros clientes con Transformación?

    • Transformación organizativa
    • Gestión del cambio
    transformacion

    La transformación organizacional es un proceso de redefinición del negocio o de algunas de sus áreas con el fin de ajustarse a las demandas del entorno para mantener o mejorar la competitividad.  El proceso es de carácter profundo, no meramente cosmético, pues implica el replantear aspectos esenciales de la operación.

    Muchas empresas sostienen actividades de poca o ninguna productividad durante largo tiempo, y no las eliminan porque en el pasado fueron exitosas y no saben cómo retomar ese éxito. Un proceso de transformación organizacional busca asegurar la viabilidad y rentabilidad del negocio. El resultado puede ser desde una transformación profunda y viable económicamente hasta un cierre de operaciones para evitar pérdidas.

    El proceso sigue las siguientes etapas:

    1. Diagnóstico participativo de la operación, cuestionando los paradigmas existentes y analizando los condicionantes sistémicos.
    2. Identificación de las condiciones que harían viable el negocio y confrontación entre la situación ideal y la existente.
    3. Rediseño de la operación e identificación de las etapas para ejecutar el proceso de transformación.
    4. Ejecución de cambios necesarios.
    5. Reforzamiento de sistemas en la nueva situación.

    En QR Consultoría contribuimos con las organizaciones en la definición e implementación de nuevas estructuras y modelos organizacionales para lograr los objetivos estratégicos de la empresa, a través del conocimiento profundo de industria, sector y soluciones precisas basadas en analíticos y mejores prácticas.

    Cambio y transformación no son lo mismo. Se entiende que “la transformación organizacional” radica en la modificación sustancial del diseño, estructura y naturaleza de la organización, más allá de las adaptaciones y perfeccionamiento del estado actual, mientras que “el cambio” va a tomar en cuenta la vida interna e inconsciente de la organización y su personal.

    Desde esta perspectiva, el cambio puede entenderse como la adaptación al contexto o el esfuerzo por mejorar, y la transformación como un proceso profundo que implica variaciones sustanciales en la esencia de quienes lo llevan a cabo.

    El cambio se centra en los resultados; la transformación se centra en la actitud mental. Los cambios, en las actividades a corto plazo que afectan el balance, mientras que la transformación, en las conductas de largo plazo que afectan los procesos mentales acerca de la forma como se aborda el trabajo. Los cambios ponen el énfasis en ganar; la transformación apunta a saber por qué se gana. Los cambios pueden ser episodios singulares, las transformaciones suelen ser procesos continuos.

    La gestión del cambio es algo cada vez más necesario en las compañías, ya que es una constante innegable que condiciona las operaciones y que facilita o dificulta la consecución de los objetivos. Cada día más compañías están concienciadas del elevado impacto que supone una buena gestión del cambio y los beneficios que conlleva hacerlo de una forma dinámica y eficaz, es por ello por lo que cada vez se realizan más proyectos de este tipo y se establecen metodologías en la operativa interna de las compañías.

    En QR Consultoría ayudamos a nuestros clientes con la gestión del cambio en transformaciones organizacionales, operativas, en sus sistemas y en cambios culturales, gracias a lo cual la adaptación de sus trabajadores resulta menos dificultosa y se consiguen objetivos con mayor rapidez.

    Una adecuada gestión del cambio siempre busca un doble objetivo para la compañía y para los trabajadores, acelerar el cambio para mejorar la eficiencia para la compañía y facilitar la adaptación al cambio de los trabajadores para reducir su resistencia.

    La clave de una buena gestión del cambio es disponer de una sincronización adecuada y que la compañía apueste por una red de embajadores del cambio que divulguen la información y permitan detectar rápidamente los problemas que puedan surgir o las reticencias de los implicados. Es fundamental el empoderamiento y la incentivación de estos embajadores para poder garantizar el éxito de la implantación, ya que no solo serán un canal de información hacia los trabajadores, sino que también serán una pieza clave como termómetro del cambio y para la recopilación de inputs de los implicados en un ambiente de confianza.

    En conclusión, una buena metodología de gestión del cambio aportará valor a la rentabilidad yeficiencia de la compañía, a la par que demuestra sensibilidad por sus empleados y su adaptación al cambio.

    Algunas estrategias empresariales (a nivel departamental)que se pueden incluir serían:

    Consultoría de Organización empresarial en el área de Recursos Humanos

    En este tipo de proyectos se busca mejorar la eficacia de los organigramas empresariales, aumentar la motivación de los empleados, fomentar el liderazgo y premiar los perfiles multifuncionales:

    1. Organización empresarial: – Organigrama eficaz, funcional y adecuado
    2. Establecer una apropiada política salarial: – Retener el talento, evitar altas rotaciones de personal y desmotivación.
    3. Fomentar el liderazgo: – Ser jefe o dueño no te hace líder.
    4. Identificamos al personal idóneo para cada puesto: – Se definen tareas, funciones, atribuciones y responsabilidades para cada puesto.
    5. Coordinación Interna: – Identificar los sistemas más eficientes para integrar personas, procesos, y objetivos empresa.
    6. Crear un comité de Dirección: – El liderazgo en la empresa debe ser un valor. Para fortalecer este valor, es saludable que se vea reforzado por la suma del criterio de líderes en cada área estratégica, con una dirección participativa.